miércoles, 5 de noviembre de 2014

La Campiña Inglesa


Es una serie de dos trabajos que hice para regalar también a mi hija Estela para su casa.

A mi siempre me han gustado las labores, soy persona muy activa y por ejemplo no me gusta sentarme a ver la tele sin mas, entonces cojo mi bastidor y me pongo a coser mientras veo o mejor dicho escucho la tele.

Cuando se hace punto de cruz y se empieza una labor, no hay que tener prisa, es un trabajo que requiere mucha paciencia y hay que saber disfrutar de cada puntada.

A veces nos equivocamos, yo aconsejo siempre deshacer, aunque a veces cuando nos hemos dado cuenta resulta un poco complicado y deshacer no es fácil (por cierto yo utilizo el aparato que se usa para abrir los ojales, ya que tiene una punta muy fina y ademas tiene cuchilla).

Intentar hacer "trampa" puede resultar un problema, lo mejor siempre es dejar ese lado de la labor y continuar por un lado cercano, por supuesto que estemos seguros de que este bien y empezar a trabajar por ahí hasta que poco a poco nos vayamos acercando al sitio donde nos hayamos equivocado y "ataquemos" el error cometido cerrando esa parte de la labor. Por supuesto con un buen tacto intentando que el fallo apenas se note.

Aunque en  los cuadros, por ejemplo, no se vea la parte de atrás, siempre es importante que la labor este bien rematada.

Todos seguimos un esquema con símbolos y colores para nuestra labor, es importante respetar los colores, pero a veces, como en el caso de florecillas, no pasa nada si no se respeta completamente y  así aprovechamos hilos que tenemos.











1 comentario:

  1. ¡Qué maravilla de cuadro!
    Tu hija estará encantada.
    Besos.
    Chary :)

    ResponderEliminar